el nordestino
viernes, 20 de octubre de 2017   14:50 
facebook twitter gmail
version movil

Columnas de Opinión
Gustavo Anibal Medina Carneiro
Gustavo Anibal Medina Carneiro
¡Dios les bendiga y un excelente 2.013!
En esos inauditos relámpagos de tranquilidad espiritual, de paz interior, de silencio total, acompañado únicamente de un puro cohíba y de un buen escocés, consumido por una vorágine de pensamientos entrelazados, poco a poco fui hurgando el año que se fue, analizándolo mes a mes. ¡Y qué año! No me gustan las sentimentalidades, así que seré como siempre fui: claro, preciso y conciso, como la definición.

Especulando qué podía haber salido mejor, qué logro me faltó alcanzar, qué podría haber sido mejor; llegué a la conclusión que nada, nada que agregar, nada que modificar. Todo salió mágicamente perfecto. Sin lugar a dudas el mejor año de mi vida. Todos los objetivos personales, financieros, personales, trazados al inicio del año, fueron superados con creces. Hasta ahora, vida, nada me debes y creo que tampoco yo te debo. ¡Hasta ahora!

AGRADEZCO de corazón a todas las personas que de una u otra manera cruzaron mi vida este 2.012. A las que me hicieron bien, por aportarme buena onda, por hacerme crecer espiritualmente. A las que quisieron hacerme daño, a aquellas que justa o injustamente me declararon la guerra, les agradezco de igual manera porque me hicieron entender que soy falible, que tengo mis limitaciones y mucho por mejorar. Es importante tener amigos, pero más importantes es tener enemigos, aunque sea uno al menos: ese enemigo te recordará que tenés un límite y defectos que mejorar.

AGRADEZCO a las personas que me elogiaron en algún momento del año. Dicen que los elogios deben ser aceptados, pues en algún momento pueden transformarse en realidad. Agradezco también a los que me criticaron. Me permitieron mejorar esos defectos que no conocía o que si los conocía, no los modificaba.

Pido PERDÓN a los que sin querer lastimé con gestos, palabras, acciones u omisiones. No fue mi intención. A quienes me lastimaron, les hago llegar la redentora disculpa. Buena onda total.

¡Gracias a todos!

¡Dios les bendiga y un excelente 2.013!

Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad